Dulces palmeritas

por Carmen

Dulces palmeritas

Riegue con abundante azúcar sobre el area donde vayas a trabajar. Sobre el azúcar coloca la masa de hojaldre y encima de la masa vuelve a poner azúcar. Amasa con un rodillo la masa con el azúcar.

Precalienta el horno a 375○F. Dobla los dos extremos de la masa haciendo que se encuntren en el centro, aprietalo ligeramente y acto seguido haz lo mismo y finalmente doblalo por la mitad.

Pon la masa horizontalmente. Corta la masa rapidamente en 1 cm aproximadamente y las vas colocando en el papel que trae la misma masa de hojaldre o puedes comprar papel de hornear. No las coloques muy pegadas ya que van a aumentar en tamaño.

Colocalas en el horno durante 20 minutos o hasta que las veas doradas.

A comer!

Dip de almendra

por Carmen

Dip de almendra

Aquí teneis una receta muy simple y muy rica. No se tarda más de 10 minutos en preparar. Yo la suelo preparar a menudo.

Primero debemos esperar a que el queso crema este a temperatura ambiente. Lo movemos con una cuchara o un tenedor y echamos tres o cuatro cucharadas de miel (al gusto).

Trituramos las almendras y las mezclamos con en el queso crema y la miel.

Deajamos que se refresque en la nevera y ya lo tenemos listo.

Sencillo y delicioso.

Pastelitos de Salmón

por Victor

Pastelitos de Salmón

Esta receta, la hemos sacado del maravilloso libro “Ministry of Food” del chef inglés Jamie Oliver. Se trata de otra receta más ideal para preparar un día de esos en que tenemos un rato libre y poder congelar entonces raciones para varios días, ahorrándonos tiempo en la cocina. Jamie Oliver comenta en su libro que estos pastelitos son uno de los platos “precocinados” más consumidos del Reino Unido, pero que él prefiere mil veces prepararlos en casa. A nosotros sinceramente nos han encantado, y los tomamos como cena bastantes días. Ricos además de ligeros.

Modo de Preparación:

En primer lugar deberemos poner a calentar en una cazuela profunda, abundante agua y añadimos sal. Pelamos las patatas, y las cortamos en trozos medianos. Echamos las patatas en la cazuela con el agua.

Limpiamos el salmón de las espinas que pueda tener (no retiraremos aún la piel), y lo untamos con un chorrito de aceite. Salpimentamos. Cogemos un colador grande, cubriéndolo con papel de aluminio (dejando la parte inferior libre), y depositamos los filetes de salmón en su interior. Colocamos el colador con los filetes de salmón sobre la cazuela que tenía las patatas (sin llegar a meter el colador en el agua) para cocinar el salmón al vapor.  En el momento en que el agua con las patatas se ponga a hervir, dejamos hervir a fuego medio la cazuela con el colador durante 12 minutos (las patatas tienen que quedar cocidas y el salmón cocinado)

Retirar el colador de la cazuela y el papel de aluminio (con sumo cuidado, ya que puede salir vapor muy caliente). Tras retirar la cazuela del fuego, colaremos el agua sobrante de la cocción de las patatas y las machacaremos con un tenedor, como si fuésemos a hacer puré de patatas.

Albóndigas de Pollo en Salsa de Tomate Casera

por Victor

Albóndigas de Pollo en Salsa de Tomate Casera

En España, creo, que son más típicas las albóndigas de carne de ternera o de “mezcla” que las de pollo. Las albóndigas de pollo, a parte de ser más ligeras que las de ternera, tienen un sabor más suave. Si lo acompañamos de una salsa casera de tomate frito, el resultado es espectacular.

Modo de preparación.

Picamos finamente la cebolla y el diente de ajo, y lo ponemos a rehogar en una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva. En el momento en que el ajo y la cebolla se hayan dorado, echamos el bote de tomate triturado, una buena pizca de sal, las dos cucharadas de azúcar y un par de chorritos adicionales de aceite de oliva. Mientras que el tomate se frie, picamos muy finamente la albahaca fresca (reservamos alguna hoja entera para decorar después), y la echamos en la sartén junto con el tomate. Dejamos freir el tomate durante unos 20-30 minutos a fuego lento y removiendo de vez en cuando.

En un cuenco grande, colocamos la carne picada, añadimos el huevo, el pan rallado, la cebolla en polvo, un poco de sal y de pimienta. Amasamos enérgicamente la mezcla y hacemos pequeñas albóndigas. Colocamos las albóndigas en una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite (si no caben todas se puede hacer en dos tandas) hasta que se hayan compactado y dorado un poco, momento en el que las sacaremos y las dejaremos reposar unos instantes sobre papel absorbente. Una vez hayan perdido el exceso de grasa, las mezclaremos junto con el tomate, y pondremos a calentar en el fuego el tomate con albóndigas durante 5 minutos.

Emplatamos las albóndigas, junto con un par de hojas de albahaca fresca para decorar y rallamos un poco de queso parmesano por encima.

Tzatziki Meditarráneo

por Victor

Tzatziki Meditarráneo

Mucha gente piensa que la salsa blanca que acompaña los “Kebab”, se trata de una mayonesa especiada, pero nada más lejos de la realidad (aunque en algunos Kebaps “de mentira” si utilicen mayonesa y ketchup, ya que es más barato). La salsa blanca que acompaña estos ricos bocados es una salsa de yogur. Una de las variedades más ricas y saludables de esta salsa es la llamada Tzatziki. Esta salsa es tradicional tanto de Turquía como de Grecia y es ideal para dipear, para aliñar ensaladas o bien acompañar carnes o pescados. Hay muchas recetas que le añaden menta o hierbabuena, otros unos toques de limón, pero esta es la receta tradicional.

Modo de Preparación.

Abrimos los yogures y los echamos en un cuenco. Pelamos los pepinos y los ajos y los trocemos finamente o incluso rayamos (el ajo es preferible machacarlo o exprimirlo). Un truco para los que el pepino les repite, es que al pelarlo, dejen algunas zonas verdes de piel. Mezclamos el yogur con el ajo y el pepino, echamos una buena pizca de sal, pimienta y un chorretón de aceite. Removemos bien y dejamos reposar en la nevera un rato para que se mezclen los sabores y se enfríe. Servimos añadiendo unas gotitas de aceite por encima.

En casa lo hemos servido con unos panes Naan al cilantro para dipear, pero podéis utilizar también unos ricos panes de pita, que se encuentran en cualquier supermercado.