Brochetas de Langostino

por Victor

Brochetas de Langostino

El otro día publicamos una receta de guacamole muy sencilla y que solemos preparar en casa. Al final del post decíamos que el guacamole puede servir para acompañar de muchos platos, y en nuestro caso nos decantamos por unas brochetas de langostinos que hoy os vamos a explicar. Una cena lista en 15-20 minutos.

Modo de preparación:

Pelamos los langostinos previamente cocidos quitando la piel y la cola dejándolos bien limpios. Limpiamos la tripilla de los langostinos, y para ello realizamos un pequeño corte a lo largo de  la espalda de los mismos desde la cabeza a la cola. Aparecerá en muchos de ellos una sustancia algo pegajosa de color negro que es la que debemos retirar. Colocamos los langostinos en un colador y los lavamos bien bajo el chorro de agua. Una vez limpios, los secamos con un papel de cocina. Salpimentamos los langostinos.

Colocamos un buen puñado de harina en un plato hondo y rebozamos los langostinos. Cuando estén bien recubiertos de harina, los colocamos en un colador, y golpeamos el colador a modo de tamizador para eliminar todo el exceso de harina. Insertamos en palitos de madera para brocheta 6 langostinos en cada uno.

En una sartén grande, echamos aceite de oliva, y calentamos a fuego fuerte. Freímos las brochetas (posiblemente haya que hacerlo en dos tandas) y cuando estén doradas, las retiramos del fuego a un papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Merluza Crujiente al Horno

por Victor

Merluza Crujiente al Horno

Este plato comporta una cena ligera, pero a su vez deliciosa. Acompañado con unas patatas horneadas, cocidas o una ensalada verde esta buenísimo. La mezcla de queso y ajo despierta el sabor tenue de la merluza y la capa crujiente tras el horneado contrasta con la suavidad de la carne del pescado.

Modo de preparación

Precalentamos el horno a 180º. En un Bol mezclamos el pan rallado, la mitad del queso,  la albahaca y ajo picados muy  finamente, con un poquito de aceite hasta conseguir una pasta verdosa. Nosotros hemos utilizado unos pequeños envases de una especie de pesto de albahaca comprados en Alcampo que vienen refrigerados, y tienen una caducidad muy larga. De éste modo podemos tener siempre albahaca fresca en la nevera disponible para preparar cualquier receta.

Engrasamos con aceite una fuente de horno y disponemos los dos filetes de merzula bien separados. Salpimentamos los filetes y disponemos la mezcla que hemos preparado uniformemente por encima, presionado con los dedos para que quede bien repartida. Espolvoreamos la otra mitad del queso por encima de los filetes.

Metemos la fuente al horno y dejamos cocinar unos 15 ó 20 minutos asegurandonos que el pescado este cocinado y la parte superior ha quedado crujiente y listo para comer.

Pollo a la Piña

por Victor

Pollo a la Piña

El plato que os presentamos hoy es el ejemplo perfecto de la fusión de un ingrediente común como el pollo con ingredientes más exóticos como puede ser la piña. Nos lo recomendó una amiga, como un plato que preparaba su suegra, y que gustaba mucho en su casa. Se trata de un plato muy económico, sencillo de preparar, y que sorprende por un nuevo toque agridulce.

Modo de preparación:

Pelamos la cebolla y la zanahoria. Picamos en juliana la cebolla y la zanahoria. Para picar la zanahoria nos podemos servir de un rallador manual o alguno eléctrico (nosotros utilizamos una picadora eléctrica llamada Fresh Express muy cómoda). En una sartén caliente a fuego medio, echamos un chorro de aceite de oliva, ponemos a rehogar la cebolla y la zanahoria, añadiendo un poco de sal al gusto y pimienta.

Cortamos la pechuga de pollo, en daditos de unos 2 o 1,5 centimetros de lado. Sazonamos con dos cucharillas del sazonador de pollo los trozos de pechuga, impregnando bien toda la superficie. Añadimos el pollo a la sartén y rehogamos durante 2-3 minutos hasta que el pollo comience a coger color.

Abrimos la lata de piña, y escurrimos todo el jugo de la lata (es el propio zumo excedente de los aros de piña) sobre la sartén, dejando cocer el pollo con el jugo de piña durante 3-4 minutos. Mientras tanto, cortamos los aros de piña, en gajitos pequeños de 1 cm aproximadamente. Cuando el pollo haya quedado con un caldo reducido y meloso, subimos el fuego al máximo, añadimos los trocitos de piña, y saltemos durante 30 segundos.

Pan con ajo

por Carmen

Pan con ajo

Precalienta el horno a 375○F. Corta rebanadas hasta la mitad del pan.

Tritura el ajo con la mantequilla, el perejil y el queso parmesano. Pon un poco a cada rebanada por el centro.

Envuelve el pan en aluminio dejandolo un poco abierto por arriba y hornea durante 15 minutos.    

Y ya tenemos delicioso pan con ajo.

Garbanzos Picantes

por Victor

Garbanzos Picantes

Con este sencillo y barato plato, tenemos una comida lista y completa en tan solo 10 minutos. Un plato al estilo indio ideal para los que les guste un poco de picante en los platos.

Modo de Preparación:

En primer lugar picaremos finamente la cebolla y la pondremos a rehogar a fuego medio, en una sartén junto con un chorro de aceite de oliva. Mientras que se rehoga la cebolla, picaremos el tomate en pequeños dados (no quitéis la piel, pero sí las pepitas) para añadirlo posteriormente a la cebolla.

Cuando las hortalizas estén listas, añadimos un poco de sal y pimienta, el chana masala y el chile en polvo. Abrimos el bote de garbanzos, y los aclaramos en un colador bajo el agua, y posteriormente, lo añadimos a la sartén junto con las hortalizas y las especias. Saltear a fuego medio durante 4 minutos. Finalmente añadir un chorrito de salsa de soja y saltear a fuego fuerte durante 30 segundos más.

Servir con un poco de cilantro freso picado por encima.