Empanadillas de Manzana

por Victor

Empanadillas de Manzana

En una superficie con un poco de harina roceada estire la tarta con un rodillo hasta que mida 25cm aproximadamente. Cortelo en 16 cuadritos de 6cm aproximadamente. Mezcle las manzanas, azúcar morena, canela y huevo en un envace aparte.

Precaliente el horno a 425○F. Coloque los cuadritos en una bandeja sin engrasar. Ponga en el centro de cada 1 un poco de la mezcla de manzana. Ponga un 1/4 de mantequilla en cada cuadrito (en la mezcla).

Doble formando triangulos y unte los costado con un poco de leche. Precione para sellar.

Unte por arriba con lo que sobró de la leche y espolvoree con la azúcar. Hornee hasta que esten doradas aproximadamente por 19 minutos.

Disfrutelas

Macarrones con salchichas y queso al horno

por Victor

Macarrones con salchichas y queso al horno

Cocemos la pasta de la manera que más nos guste. Salteamos las salchichas en una sartén hasta que estén bien hechas.

Ponemos los macarrones en una sartén y los rehogamos ligeramente hasta que se pongan ligeramente crujientes.

Rallar un poco de queso semicurado. Echar orégano a los macarrones según el gusto de cada uno.

Añadir tomate a los macarrones e incorporar las salchichas. Y remover todo bien en la sartén.

Extenderlo todo en una bandeja y echar los quesos rallados por encima.

Pechugas de pollo rellenas de queso y salchichas

por Victor

Pechugas de pollo rellenas de queso y salchichas

Untar las pechugas de pollo por una cara con pimentón y ponerles sal. 

Enrollamos las lonchas de queso dentro de las pechugas de pollo.

Repetir el proceso anterior pero con las salchichas

Rebozamos las pechugas en harina, huevo, pan rallado y freímos.

Para la salsa picar cebolla y ajo, pocharlo todo y añadir pimentón, vino blanco, agua, una pastilla de caldo

Trucha al horno a la mostaza y avena

por Victor

Trucha al horno a la mostaza y avena

Lo reconozco. Nunca me ha gustado el pescado, y desde pequeño odiaba los días de pescado cuando vivía en casa de mis padres. Como mucho tomaba merluza rebozada con “medio kilo” de mayonesa para camuflar el sabor… pero a medida que uno va haciéndose mayor, y se va sintiendo obligado a tomar pescado conociendo los beneficios del mismo para la salud, pues no queda más remedio que ir buscando e investigando nuevos formas de preparación. Mi paladar a medida que se ha hecho mayor, a pasado de no gustarle apenas el pescado a disfrutar enormemente con algunas recetas que hemos ido descubriendo en los últimos tiempos. La última con la que hemos disfrutado como enanos está sacada de un libro de Jamie Oliver (uno de mis cocineros preferidos) y es la que os presentamos en esta entrada. Se trata de una trucha preparada al horno, con un toque de mostaza y una costra crujiente que acompañan el suave sabor de este pescado de tiernas carnes. Una receta increíblemente sencilla, apta para todo el mundo. Y encima ligerísima.

Modo de preparación.

En primer lugar deberemos ir calentando el horno a temperatura 200º.

Echar una cucharada de aceite de oliva sobre una bandeja de horno y extender bien (podemos hacerlo con una brocha, con una servilleta de papel o con el dedo directamente). Colocar los filetes de trucha sobre la fuente de horno con la parte de la piel boca abajo. Los filetes deberán estar previamente desescamados, pero es recomendable que dejéis la piel para que el pescado no se deshaga a la hora de cocinarlo. Salpimentamos los filetes y echamos una cucharada de mostaza en cada uno de ellos y la extendemos cubriendo bien toda la superficie de los filetes.

En un bol pequeño, mezclamos la taza de copos de avena con una cucharada intentado que todos los copos queden impregnados del aceite. Colocamos los copos de avena a lo largo de  los dos  filetes de pescado, presionando bien para que quede una capa uniforme sobre cada uno de ellos.

Feta Saganaki

por Victor

Feta Saganaki

La pérdida progresiva de la tradición de la cocina mediterránea es ya un hecho. Delicias gastronómicas tradicionales, equilibradas y sencillas que van cayendo en el olvido por la invasión de las comidas rápidas y platos precocinados. Hemos extraído esta receta de un libro de la editorial H.F.Ullmann llamado Cocina Mediterránea que es un verdadero tesoro. El Feta Saganaki se trata de un plato de cocina Griega delicioso y ligero y fácil de preparar. Sin grandes esfuerzos podemos preparar un plato que hará las delicias de tus invitados.

Modo de preparación

Precalentamos el horno a 240º. Cortamos los tomates en tres rodajas gruesas. En una fuente para horno engrasada con aceite, disponemos los tomates alineados. Fileteamos finamente el ajo y lo repartimos sobre las rodajas de tomate. Colocamos una ó 2 hojas de albahaca fresca por rodaja. Troceamos el queso Feta en dados y ponemos 2 ó 3 daditos por rodaja. Cortamos finas tiras del pimiento rojo y deshuesamos las aceitunas (Con un cuchillo rodeamos el hueso a lo largo, y separamos la carne en dos mitades). Colocamos ambos ingredientes, aleatoriamente por la fuente. Ahora que el plato esta listo para meter en el horno, regamos generosamente con un chorro de aceite de oliva, para que los ingrediente no se peguen y tomen un exquisito sabor mediterráneo. Esparcimos el orégano y el pimentón al gusto por todo el plato. Horneamos durante 15 minutos. Una vez que esté listo sazonamos con sal Maldon por encima y listo para servir.